En la literatura las figuras literarias son utilizadas ampliamente como un recurso para embellecer el texto. Existen muchos tipos, pero uno de los más importantes y recurrentes es la prosopopeya. Se trata de un recurso que utilizan los escritores para darle sentimientos y personalidad a  cosas, objetos, animales  que no tienen estas características.

¿Qué es la prosopopeya?

La prosopopeya es una figura literaria que se clasifica entre las de lógica. Con ella, los escritores pueden darle  cualidades humanas, habilidades, sentimientos y personalidad  a las cosas que de manera natural no la tienen.

Por ejemplo, pueden hacer que un perro cante, que una cama baile o que el viento llore. En un inicio, ni el viento puede llorar, ni la cama puede bailar y mucho menos un perro es capaz de cantar, pero cuando se utiliza este recurso, los escritores pueden darle cualquier característica humana a cosas, objetos y animales que no las tengan.

De hecho, en ocasiones este recurso también es llamado “personificación” pues le da cualidades y habilidades humanas a lo que no lo tienen. Así, una cuchara puede ser la protagonista de una historia o la tierra cobra vida.

Ejemplos de prosopopeya

Ya que ha quedado clara la definición de prosopopeya, te dejaremos unos cuantos ejemplos para que lo comprendas mejor:

  1. El viento gritaba al son de la música.
  2. La tierra se levantó e hizo estragos.
  3. El amigable perro le habló al humano.
  4. La luna me contó la verdadera historia.
  5. El sol se durmió y la luna despertó.
  6. ¿Cuánto más tengo que esperar? Preguntó la gata.
  7. La tormenta enfurecida acabó con todo.
  8. El reloj esperaba impaciente la hora.
  9. El ropero guarda todos los secretos y se mantiene silente.
  10. La cama me llamaba y me invitaba a dormir
  11. El perro me guió y me dio la dirección que necesitaba.
  12. La lluvia incipiente mojó a los enamorados.
  13. El león gritaba y decía “¡Deténganse!”
  14. El cielo estaba tan triste que se tornó gris.
  15. La pequeña gota de agua no quería ser gota.
  16. El gato y el perro eran los mejores amigos, se contaban historias y se decían mentiras.
  17. La tetera me contó esta mañana que mi marido me engañaba.
  18. El espejo me habló y me dijo que era la más hermosa del reino.
  19. La soledad teme estar acompañada.
  20. El camino alumbró con destellos dorados y me dirigió al mi destino.
  21. El burro fue a la escuela para aprender a escribir, pero no aprendió nada.
  22. Los muebles están molestos, no quieren que nadie se siente. A quien se sienta, lo tira al suelo.
  23. Escondí los cuchillos de casa, se han vuelto locos. Quieren asesinar a mi esposo.
  24. Las guitarras chillaban al son de la música.
  25. El deber nos llama
  26. El viento susurraba su nombre.
  27. La muerte viene en camino.
La Ejemplopedia (1 de octubre de 2022) 25 Ejemplos de Prosopopeya. Recuperado de: https://ejemplopedia.com/prosopopeya/.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.