En la literatura existe lo que conocemos como  figuras literarias  que son recursos que se utilizan para enriquecer los textos. Con ello se busca decir algo, pero de una forma diferente y mucho más estética. En el caso del símil se establece una comparación entre dos cosas que puede o no tener relación directa, pero que consiguen forma un concepto o una imagen visual específica.

¿Qué es el símil o comparación?

En primera instancia debemos dejar claro que cuando hablamos de símil y comparación nos referimos a lo mismo. Se trata de una figura literaria o retórica que se utiliza en diferentes clases de textos, sobre todo los literarios en los que se establecen  comparaciones entre dos elementos. 

Los elementos que se utilizan para hacer el símil suelen ser de clases distintas. Por ejemplo, primero se tiene un elemento real y se establece una comparación con otro elemento, pero este será figurativo, imaginario o referencial. Por ejemplo, “Eres tan hermosa como la luna y las estrellas”.

Si analizamos el ejemplo anterior, la hermosura puede ser entendida de diferentes maneras y en ocasiones decir “Eres hermosa” no es suficiente, por ello es que se utiliza el símil para comparar la hermosura de la persona con un algo referencial que es la luna y las estrellas para decir que esa persona es inmensamente hermosa.

¿Cómo se construye un símil?

Antes te comentamos que un símil se construirá con un elemento real y se establecerá una comparación con otro elemento referencial, ficticio o imaginario. Aunque esto es cierto, falta un elemento muy importante y es el nexo. El nexo es lo que  une un elemento con otro  y que sirve para crear el símil. La fórmula más común para crearlo es:

Elemento real + nexo + elemento ficticio o referencial

En la lengua oral y escrita existen diferentes nexos que se pueden utilizar. De todos, el más común es “Como”, por ejemplo “Eres tan alto como una montaña”. En ese ejemplo se cumple la fórmula anterior en que “Eres tan alto” es el elemento real “como” es el nexo y el elemento ficticio o referencial es “una montaña”.

Ahora, existen diferentes nexos que se pueden utilizar como por ejemplo:

  • Cual
  • Igual que
  • Semejante a
  • Tan

También se debe tomar en cuenta que la fórmula anterior no es única. En ocasiones se pueden  usar varios nexos  en un mismo símil, como en el caso de “Tan” y “Como”. Para entenderlo mejor utilizaremos el ejemplo anterior, pero con dos nexos y sería:

Eres tan alto como una montaña. En ese caso la fórmula sería:

Nexo + elemento real + nexo + elemento referencial.

40 ejemplos de símil o comparación

  1. Eres tan molesto como un dolor de muelas.
  2. Estás tan feliz como un perro con dos colas.
  3. Eres tan frío como un invierno.
  4. El calor que hace es tan fuerte como en el infierno.
  5. Eres tan liviano como una pluma.
  6. Tus ojos son tan profundos como el mar.
  7. Tu mirada es como un témpano de hielo.
  8. Su pelo es tan negro como la noche.
  9. Sus risos son como el oro.
  10. El amor que siento por ti es como un puñal.
  11. Soy tan frágil como el cristal.
  12. Eres malo igual que el diablo.
  13. Sudas como si te derritieras.
  14. Tus ojos brillan como la luna.
  15. Su piel es igual de suave que la seda.
  16. Mi amor es tan grande como el mar.
  17. Sus manos son delicadas como el terciopelo.
  18. Come tanto como una lima nueva.
  19. Estaba petrificada como una estatua.
  20. Es tan falso como un billete de 3000 euros.
  21. Estaba tan oscuro como la boca del lobo.
  22. La vida es como una montaña rusa.
  23. Canta como un ruiseñor.
  24. Mi cariño por ti es tan grande como una montaña.
  25. Era tan feliz como un niño.
  26. Eres tan manso como un cordero.
  27. Eres como la oveja negra de la familia.
  28. Iba como pez en el agua.
  29. Estaba tan firme como un roble.
  30. Su corazón es más duro que una piedra.
  31. Tienes el alma fuerte como la de un guerrero.
  32. Sabe tan feo como comer tierra.
  33. Sus labios eran rojos como la sangre.
  34. Me duele la cabeza como si me estuviesen taladrando.
  35. Era tan feo como la maldad.
  36. Su cuerpo era semejante a la de una diosa.
  37. Sus piernas eran tan largas como la vida.
  38. Mi cariño por ti es como los números, infinitos.
  39. Cuando me dejó me rompió el corazón como un cristal.
  40. Es tan corrupto como un político.
La Ejemplopedia (1 de octubre de 2022) 40 Ejemplos de símil o comparación. Recuperado de: https://ejemplopedia.com/simil-comparacion/.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.