Aunque los usuarios de una lengua compartan el mismo idioma, no siempre comparten la  misma forma de hablar. 

Por ejemplo, en el español existen  variedades dialectales  que están relacionadas con el contexto. Un claro caso es que un médico habla el mismo idioma que un par de amigos, pero el primero empleará un lenguaje más técnico que el lenguaje estándar que pueden utilizar los otros.

¿Qué es el lenguaje estándar?

El lenguaje estándar podríamos decir que es el  más general  de todos los tipos de lenguaje que existen. Es el que manejan la mayoría de las personas y goza de la aceptación de la Real Academia Española, pues cumple con las normas de ortográficas que han sido estipuladas.

Quienes consiguen emplear un lenguaje estándar pueden crear oraciones correctas, con el léxico adecuado y con características morfosintácticas aceptadas. Por lo anterior, el lenguaje de este tipo es el “modelo” para la sociedad, en teoría es el que  todos deberían hablar  para comunicarse con propiedad.

Un ejemplo de lenguaje estándar podría ser:

“El día de ayer fui a comer con unos amigos. El restaurante era hermoso, la atención también fue bastante buena. El problema es que los platillos no sabían del todo bien, además, estaban un poco fríos cuando los sirvieron en la mesa. Si no hubiese sido por eso, todo habría salido excelente”.

En el ejemplo anterior, se está hablando de la experiencia de una persona en un restaurante, lo cual es bastante común. Pero lo que hace que sea lenguaje estándar es que se utilizan  términos generales , accesibles para todos, no se cometen errores ortográficos, el texto es entendible y consigue ser decodificado con facilidad.

Diferencias entre el lenguaje popular y el estándar

Antes comentamos que el lenguaje estándar era bastante general y esta es precisamente una de las principales diferencias que mantiene con el  lenguaje popular. 

Cuando se utiliza el lenguaje popular es común que se cometan errores al hablar o al escribir. Es recurrente emplear modismos, vulgarismos, muletillas, elisiones, cacofonías y más.

Un punto importante del lenguaje popular es que este es particular. Esto quiere decir que será diferente  dependiendo del sitio  en el que se dé. Por ejemplo, el lenguaje popular de un pueblo puede ser diferente a otro aunque estén en el mismo país.

Un ejemplo de lenguaje popular puede ser:

Estamo aquí todos esperándote para ir pa’ onde Antonio que va a llegá de viaje de la capitar

Si el ejemplo anterior se cambiara al lenguaje estándar sería algo como “Estamos aquí todos esperándote para ir a casa de Antonio que está por llegar de viaje de la capital”. Siendo mucho más entendible y general.

Ejemplos de lenguaje estándar

Para que comprendas mejor cómo es este tipo de lenguaje, te dejamos algunos ejemplos que te pueden servir:

  1. La casa es muy hermosa, me encanta el color de las paredes.
  2. Las palabras bisílabas son las que pueden dividirse en dos sílabas.
  3. Este año será uno de los mejores para la economía.
  4. Hubo un robo en la calle de atrás.
  5. En la universidad hice un trabajo sobre las comunidades indígenas.
  6. Estoy muy cansado, anoche no pude dormir.
  7. Quiero verte, hace mucho no hablamos.
  8. ¿Cómo estás? ¿Qué me cuentas de tu vida?
  9. Llevamos 15 años viviendo en esta ciudad.
  10. El trabajo es bastante sencillo.
  11. ¿A qué hora vas a llegar? Llevo esperando dos horas.
  12. Este lugar me encanta, la decoración es muy hermosa.
Etiquetas:
La Ejemplopedia (1 de octubre de 2022) Ejemplos de Lenguaje estándar. Recuperado de: https://ejemplopedia.com/lenguaje-estandar/.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.