Aunque todos hablemos la misma lengua, existen diferentes  niveles de lenguaje  que se adaptarán a distintos contextos. Existe el lenguaje coloquial que va más relacionado a situaciones de habla cotidiana, y está el lenguaje culto que está más direccionado a actos de habla formales.

¿Qué es el lenguaje culto?

Podría decirse que el lenguaje culto es el que emplea las estructuras gramaticales y el léxico correcto de acuerdo con lo establecido en las regulas del habla y escritura. Este es un tipo de lenguaje perfecto morfosintácticamente hablando, no tiene elisiones, groserías, modismos ni nada que exceda la formalidad.

Este tipo de lenguaje se asocia también a las  personas cultas , que se supone que cuentan con conocimientos elevados de diferentes temáticas, pero sobre todo de la lengua. Así pueden hablar con propiedad sin decir cosas incorrectas.

Aunque no es restrictivo, el lenguaje culto se obtiene del estudio y de estar en contacto con contextos formales y cultos como la escuela, universidades, trabajos y similares. Con esto, se supone que una persona con lenguaje culto puede utilizar cada una de las clases de palabra muy bien y construir oraciones correctas.

¿En dónde se utiliza el lenguaje culto?

En realidad, el lenguaje culto puede utilizarse en cualquier contexto, pero lo cierto es que suele estar más relacionado con  contexto igual de cultos  que el lenguaje.

Es difícil que encuentres a alguien en un mercado pidiendo un kilo de tomates de una manera excesivamente culta diciendo “Caballero, sería usted tan amable de darme un kilogramo de tomates rojos orgánicos”. En esos contextos lo más común es pedir un kilo de tomates sin más.

Ahora, si se está en un contexto formal como en el trabajo, la escuela o en el ámbito literario es poco común ser inculto. Por ello cuando alguien le pregunta a otro cómo está pocas veces dice “¿Qué tal?” quizá pregunte “Es un gusto saludarte. Cuéntame cómo te ha ido y qué ha sido de tu vida”.

En ese caso, sería un poco más extenso, complejo, pero adecuado al contexto.

Principales características del lenguaje culto

  • No se utilizan vulgarismos como vistes en lugar de viste.
  • Se emplea en contextos formales.
  • Siempre se expresan con fluidez.
  • Se aplican todas las reglas gramaticales
  • Quien habla es claro y preciso.
  • Se cuenta con un léxico amplio.
  • La pronunciación es minuciosa.

Diferencias entre el lenguaje culto y el coloquial

Como comentamos antes, el lenguaje dependiendo del tipo que sea se adaptará a un contexto diferente. Por ello es que una de las principales diferencias entre el lenguaje culto y el coloquial es el contexto. El lenguaje coloquial se utiliza  con amigos , en cambio el culto se usará con profesores y jefes.

Además, el lenguaje coloquial no se preocupa por utilizar las palabras con propiedad o ceñirse a lo que las reglas gramaticales dice. Por ello es que se utilizan  muletillas, groserías, apócopes  y es una forma de hablar sencilla.

7 ejemplos de lenguaje culto

  1. Bienvenido a mi casa, es un gusto recibirle.
  2. ¿El caballero desea algo de tomar? ¿Qué puedo servirle?
  3. Reciba usted un cordial saludo.
  4. Este platillo ha estado exquisito, por favor extiéndale mis felicitaciones al chef.
  5. Estoy muy agradecido por recibir este galardón. Es sin duda alguna un honor.
  6. Espero me dispense, debo retirarme de la reunión. Ha surgido un imprevisto en mi hogar. Les ruego que me perdonen.
  7. Ha sido un completo placer hablar con usted.
Etiquetas:
La Ejemplopedia (1 de octubre de 2022) 7 Ejemplos de Lenguaje Culto. Recuperado de: https://ejemplopedia.com/lenguaje-culto/.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.